EL ARBOL DE LA VIDA. Museo del Hermitage

De nuevo el “Árbol de la Vida” nos lo podemos encontrar, como en este caso, formando parte de una cenefa que acompaña una composición frontal bordada en negro. En el aparecen diferentes animales muy poco corrientes en el Bordado Popular Serrano como la lechuza y los patos o anátidas.

El árbol de la vida junto a criaturas nocturnas puede ser un símbolo de sabiduría interior y capacidad intuitiva de generar la vida. Complementado por la presencia de las ocas, mensajeras del Cielo y la Tierra refuerzan el simbolismo de conexión del árbol de la vida con las dimensiones celeste y terrenal.

Esta pieza forma parte de la colección de Bordados de Sierra de Francia que se encuentra en el museo del Hermitage de San Petesburgo.