La técnica del Bordado Popular serrano comienza con el dibujo de los motivos sobre el lienzo y con un cordoncillo habitualmente negro que delimita los contornos. Posteriormente se pasa al rellenado del motivo mediante una gran variedad de puntos. Todas las puntadas utilizadas recurren a la técnica de “bordado al pasado”, donde el hilo recorre el derecho y el revén de la tela. En función de la disposición del hilo encontramos diferentes puntos denominados “de hilos contados”: punto de lomo, ojito entero, espina de pez, punto de ladrillo, las torrinas……