EL ARBOL DE LA VIDA

El “Árbol de la Vida” o el Búcaro (jarrón) suele representarse lleno de flores rodeando “a bichos enfrontados” en muy diferentes composiciones simétricas en torno a un eje central.

Esta figura representa el árbol sagrado de las culturas mediterráneas desde Persia y Egipto hasta los pueblos árabes y judíos que llegan a la Península Ibérica. Un arquetipo o patrón ejemplar del cual se derivan otros objetos, ideas o conceptos generalizados en todas las culturas y mitologías del mundo.

De acuerdo con la Enciclopedia Británica, es el árbol del conocimiento, que conecta al cielo con el inframundo a través de la Tierra donde se manifiestan todas las formas de creación a través del flujo circular de la energía de la vida, representada por sus múltiples ramas.

Es otro de los elementos iconográficos más usados en el Bordado Serrano, con múltiples manifestaciones y formas que llegan a incorporar también animales como las truchas o las pájaras características.